La alcachofa

Cynara Cardunculus.







Es una planta perenne,  (del latín per, "por", annus, "año") ya que es una planta que vive durante más de dos años. Las plantas perennes se denominan también vivaces.

 Es un tipo de cardo cultivado en las regiones que bordean el mar mediterráneo, incluso habiendo sido cultivadas en sicilia desde los griegos. El nombre botánico proviene en parte de la tradición de fertilizar la planta con cenizas (Latín; cinis, cineris) y del griego skolymos, que significa cardo, debido a las espinas en el pedúnculo que engloban las cabezas de las flores.

 Los griegos, egipcios y romanos ya la usaban como planta y medicina, debido a sus efectos positivos hepáticos y digestivos. El florecimiento de los cardos fue mejorado por los árabes. Fueron introducidos en Inglaterra por los nederlandeses y en los EEUU en el siglo diecinueve.

 Los países principales productores son Italia, principal productor europeo, (en cerdeña crece la variedad espinosa), egipto, españa, perú, argentina, china, marruecos, francia, EEUU y chile.

Puede crecer hasta 1 metro. Tiene flores violetas o blancas.

Propiedades ayurvédicas:

Puede ser consumida por todos los doshas sin pérdida de equilibrio.

 Es mejor consumirlas hervidas con hierbas aromáticas como el laurel para ser asumibles por los Vata.

Mejoran la inmunidad, son excelentes para depurar el hígado y la vesícula biliar. Son también diuréticas. Se pueden tomar como licor digestivo.

 Contienen grandes cantidades de inulina, (hidrato de carbono de reserva en las plantas), que no puede ser digerida en el intestino delgado ya que a los humanos les falta la enzima para ello. Influye en la microflora intestinal, mejorando la absorción intestinal, la composición lipídica y previene el cáncer de colon.

 Reduce también el nivel de colesterol. Las hojas también tienen propiedades antioxidantes y protectivas. Y las hojas secas también se usan desde tiempo inmemorial por sus propiedades contra el colesterol y para mejorar el hígado.





En la cocina:

Una variedad es a la manera hebraica, en la que se frien totalmente.

 Pueden volverse negruzcas al cortarlas. Para evitarlo, se pueden introducir en agua con un poco de limón.

 Se pueden usar con salsa:

 -1.Aceite de girasol mezclado con vinagre y mostaza de estragón, más estragón y perejil triturados. También se puede añadir un poco de zumo de limón.

-2.Berros triturados con vinagre, aceite, sal y pimienta.

-3.Huevo duro mezclado con pepinillos, alcaparras, media manzana, zumo de limón, mostaza, aceite, sal, pimienta y hierbas trituradas según el gusto.

 Lasaña con alcachofas, judías verdes y setas.

 Ingredientes:

 500 gramos de lasaña sin huevos.
 200 gramos de setas.
 300 gramos de judías verdes.
 500 gramos de alcachofas limpiadas.
 2 dientes de ajo.
 2 cucharadas de aceite de oliva virgen.
 1 cucharada de maicena. o harina de patata.
 sal y pimienta.

 Escaldar la lasaña en agua ligeramente salada e hirviendo, con cuidado de que no se peguen.

Hervimos todas las judías verdes y las alcachofas cortadas. Se sacan y se saltean en una sartén durante 10 minutos con el aceite de oliva, los dientes de ajo y las setas.

 Se aparta de lo salteado, una mano llena de judías, otra de setas y otra de alcachofas, que se usarán para hacer una pasta. El resto se usa para la lasaña.

 Para hacer la pasta,se baten los ingredientes, se le añade aceite de oliva y maicena y se bate todo otra vez.

Se prepara la lasaña con capas de la pasta y de las verduras salteadas. Se le echa pimienta y se cocina en el horno durante 20-30 minutos a 180-200 grados.




Publicar un comentario

0 Comentarios