El fortalecimiento muscular



A continuación, una serie de consejos y opiniones personales sobre la idea general de que fortalecer músculos es necesario para una vida sana.

Ante todo quisiera aclarar, que estoy en contra de la afirmación: fortalecer para estar sano. No vale para todas las personas y tampoco vale: cuánto más mejor. De hecho los deportistas profesionales suelen lesionarse bastante porque abusan de su cuerpo al sobresolicitarlo.

 Cada persona tiene sus circunstancias, sus necesidades, sus miedos, sus deseos..., y es distinta a cualquier otra persona. Por ello hay que evaluar los datos de la anamnesis, (datos clínicos) y ponderar, es decir, valorar cada caso y ver lo que es más idóneo para esa persona.

Es curioso que el fortalecimiento se recomiende muchas veces ante casi cualquier problema e incluso para cuadros sin dolor, como ciertos tipos de escoliosis. También he tenido muchos pacientes que venían con una epicondilitis y hasta antes de venir a mi, se habían dedicado a fortalecer.
 Por ejemplo, la epicondilitis del codo a veces sucede,  porque hemos sobresolicitado ese músculo. Fortalecerlo más es un contrasentido.

En mi modesta opinión, una de las razones por las que es recomendado automáticamente, quizás sea porque es una forma del médico o fisioterapeuta, de delegar la responsabilidad en el paciente y   también porque causa mejor impresión que no recomendar ejercicios.
 Quizás otra razón sea el hecho de asociar fuerza y vitalidad, a una persona sana. Curioso que se asocie también rigidez a algo patológico, a dolores. Ahí es muy confuso distinguir entre los dos conceptos, a la hora de establecer cúanto se ha de fortalecer sin llegar a la rigidez, dónde está el límite.

 También influye la publicidad, como la de los gimnasios, para atraer clientes.

 Si eso fuese verdad, entonces todos los levantadores de pesas, camioneros, transportistas..., no tendrían dolores y al contrario, todas las personas que hacen yoga, pilates, qi jong... si tendrían dolores.


Ante todo recomiendo:

-Encontrar tiempo para uno mismo, bien sea para sentarse y leer un libro, pasear con el perro, hablar con la pareja, mirar el jardín.... lo importante es tener ese tiempo para "meditar" y ser egoístas, para estar conmigo mismo.

- Que el ejercicio no duela, es muy importante escuchar al cuerpo y ser bueno con el. No forzarlo, sabiendo dónde esá mi límite. El cuerpo es lo más preciado que tenemos y somos el único que vela por él. De hecho, las enfermedades, dolores..., muchas veces comienzan porque hemos "olvidado" nuestro cuerpo.

-Que sea un ejercicio que guste, para poder seguir haciéndolo en el tiempo. Es inútil recomendarle ejercicios en casa, a una persona con familia y sin tiempo, o recomendar ejercicios que sean todo lo contrario a los que hace esa persona.
  Es muy importante éste punto, ya que si me gusta el ejercicio, podré hacerlo repetidamente en el tiempo. Si no, quizás lo haga durante un tiempo y después lo deje.

- Ante todo repito siempre, que hay que probar los ejercicios lentamente después de una lesión o convalescencia siempre hasta el límite del dolor.

- Intento enseñar aquellos que se puedan realizar en el trabajo,o en casa, (según las circunstancias),  según el que se haga.
 Por ejemplo si una persona viaja mucho, para el coche, avión.
 Si está mucho tiempo sentada, para la oficina...




Yo apoyo el fortalecimiento:

-sólo después de haber evaluado a la persona y de considerar todas sus circunstancias.

- cuándo obviamente, tiene relación con el cuadro clínico, (por ejemplo, una atrofia muscular del biceps después de una operación).

- para mejorar la circulación y el metabolismo, (ya que los músculos presionan los vasos sanguíneos al activarse y bombean por consiguiente la sangre).

- para calmar la mala conciencia y aumentar la autoestima.

- aumentando asi mismo la secreción de la endorfina, la hormona responsable de la euforia.

-para mejorar la función de los órganos, ya que están intimamente ligados, (por ejemplo los músculos escalenos del cuello son necesarios para la respiración, los riñones están localizados junto a músculos como el psoas...).

-combinándolo con ejercicios de estiramiento de mínimo 30 segundos, al principio y al final de la sesión.

-fortalecer el agonista y el antagonista. Es decir, abdominales y erectores de la espalda, biceps y  triceps....

Publicar un comentario

0 Comentarios